Si hay una pieza elemental en tu hogar es tu sistema de descanso, que debe estar siempre en condiciones óptimas para que cumpla con su función a cabalidad, es por eso que hoy te damos todas las indicaciones sobre cómo limpiar tu colchón de látex si le ha salido moho.

Los materiales de tu colchón de látex son naturales, y deben ser tratados en todo momento con especial cuidado para no deteriorarlo, sobre todo si al lavarlo porque existen productos muy agresivos que lo dañarán casi de forma instantánea.

Es por esto que nunca, bajo ningún concepto puedes emplear productos disolventes y debes estar muy atento a que no contengan legías, porque eso dañaría sin remedio alguno tu colchón. Y cuando hagas la limpieza correspondiente tienes que velar porque seque 100 %, ya que la humedad es letal para el látex.

Eliminar el moho de tu colchón es posible

Aunque lo primero que llegue a tu mente es que perdiste el colchón, al percatarte de que tiene moho debes actuar en lugar de desesperarte, porque sí es posible eliminar esa mancha y el olor a humedad.

Antes de hacer cualquier cosa, tienes que leer la etiqueta del colchón para que no apliques algún químico que le sea dañino.

Quizás no haya instrucciones precisas, pero sí serán una guía para que sepas qué emplear y qué no para que cumplas con tu labor sin deteriorar la superficie ni el relleno de látex. 

¿Por qué tiene moho mi colchón?

El moho es un hongo que se reproduce en condiciones de humedad, Esto quiere decir que si tu colchón entra en contacto con agua o algún otro líquido, y no se ha secado en las siguientes 48 horas, lo próximo será un olor a humedad en tu dormitorio que será el mayor indicativo de que está creciendo moho en tu cama. 

*También aparece este tipo de hongo cuando se presenta un exceso de sudoración mientras duermes, o como consecuencia de la condensación de la humedad en el lugar, que se origina cuando no hay la ventilación apropiada. 

Ejemplo de moho en colchón

No olvides que los colchones de látex no suelen tener fundas protectoras como un mecanismo para que tengan una ventilación óptima, y esto incrementa las probabilidades de que se manchen, pero si decides usar una funda protectora, es más factible que la humedad penetre y, en consecuencia, aparezca moho.

Cómo eliminar el moho de tu colchón paso a paso

Como ya hemos explicado, no tienes que emplear productos fuertes ni abrasivos, por eso te recomendamos que tengas a la mano:

☑️ Agua.

☑️ Jabón.

☑️ Paño.

☑️ Esponja.

☑️ Ventilador o secador.

☑️ Aerosol desinfectante.

Paso a paso:

  1. Mezcla en un tazón, en partes iguales, el agua y el jabón que debe ser suave y para materiales delicados.
  2.  Sumerge un paño en el líquido y exprime el exceso.
  3. Frota con el paño húmedo, con movimientos circulares, sobre las manchas de moho.
  4. Humedece en la esponja y enjuaga las zonas  donde estaban las manchas de moho.
  5. Puedes secar tu colchón con la luz solar, pero también puedes usar ventilador o secador con aire frío hasta que seque por completo, sin embargo, es la luz del sol la que te ayudará a eliminar para siempre el olor a humedad.
  6. Rocía un poco del desinfectante en aerosol, sin mojar el colchón, para que desaparezcan por completo las esporas restantes. 
  7. Espera que el colchón se seque al 100 %  antes de colocarle toda la ropa de cama y las sábanas.

Consecuencias de dormir con moho en el cochón

Aunque parezca inofensivo, te puede ocasionar una importante cantidad de reacciones y enfermedades alérgicas, además de infecciones, ataques de asma, y otras consecuencias para la salud.

Sin embargo, hay que destacar que el moho no afecta de la misma manera a todas las personas. Hay poblaciones más propensas a padecer sus afecciones como los bebés y los niños en edad infantil en general, además de quienes ya son ancianos, las embarazadas y quienes tienen  un sistema inmunológico debilitado.

Tampoco te enfermas al tener contacto con el moho, no funciona así, sino que sus esporas, que son unas partículas diminutas que viajan de forma imperceptible por el aire, entran a los pulmones.

El resultado de este fenómeno es que se pueden agravar problemas de salud ya existentes o aparecer nuevas patologías.

Hay estudios científicos que indican que estar expuestos a niveles de  humedad superiores a los recomendados, que es entre el 45 % y el 65 %, a largo plazo compromete la salud de alguna manera. 

Es recomendable que cambies de colchón si tras repetidas labores de limpieza los olores a humedad persisten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *