El mejor colchón para una hernia discal es uno de  muelles ensacados, debido a que tienen la firmeza requerida para las personas con molestias en la espalda.

También se recomiendan los que tienen firmeza media-alta y buena adaptabilidad como los viscoelásticos, que reducen movimientos durante las horas de descanso.

Hay que tener en cuenta que no basta con el colchón, sino que se debe contar con una base tapizada o de tapa rígida, para que realmente se pueda gozar de su característica firme que impedirá que el cuerpo se hunda y que se tenga posturas que sean incómodas o que causen dolor.

El colchón ideal para afrontar una hernia

¿Qué causa una hernia?

Recordemos que esta es una patología que provoca dolores y molestias que pueden llegar a ser muy fuertes, como consecuencia de que un disco intervertebral sufre una modificación  de su movimiento natural y se desplaza  a un lugar totalmente diferente.

Características claves de un colchón ideal para afrontar una hernia.

Con un colchón que tenga ciertas características se pueden minimizar los síntomas y descansar durante las horas de sueño sin dolor, además, se garantiza que al despertar tampoco se sientan las comunes dolencias que suelen tener pacientes con esta afección.

El colchón ideal debe ser:

Firme: Si alguien con hernia discal duerme sobre un colchón blando, seguramente cada vez más aumentaran sus dolores asociados a esta enfermedad. Lo que debe hacer es cambiarlo por uno de firmeza alta o media alta que garanticen una postura recta.

Sin adaptabilidad: La presión que el cuerpo ejerce sobre el colchón no debe adaptarse a la figura para después volver a su estado natural cuando no está la persona sobre el mismo. Ese efecto en el que parece que el colchón abraza al cuerpo ocasiona una curvatura que no beneficia a quienes tienen hernia discal, lo mismo sucede con la sensación de rebote que generan.

Transpirabilidad: Esta cualidad provoca que tengas la temperatura corporal adecuada porque tienen la particularidad de expulsar el calor del cuerpo y así se evita que produzca sudoraciones durante la noche. 

También se debe tomar en cuenta el material que se utilice en la fabricación del tipo de colchón que se elija. Es habitual que sean de espuma, látex o viscoelástica, y si se selecciona uno de muelles ensancados, también tendrá una capa de alguno de estos elementos, mientras que en su interior están hechos  con muelles capaces de generar una mejor transpirabilidad por las separaciones que aporta y contribuye con la circulación fluida de aire.

¿Cómo debe dormir una persona con hernia discal?

Además de asumir un cambio en el estilo de vida que evite…

❌ El sobre peso

❌ Movimientos o esfuerzos físicos que causen dolor

❌ Levantar pesos

❌ Estar mucho tiempo de pie

❌ Hacer ejercicios adaptados a la patología

…es importante adoptar una postura adecuada al momento de dormir.

Ese es un elemento fundamental para garantizar el descanso necesario para quienes tienen hernia discal y que deben tratar de tener una posición en la cama que les permita mantener una correcta alineación de la espalda.

dormir de lado hernia discal

Pero si hay alguien con hernia discal que esté acostumbrado a dormir boca arriba, entonces debe hacerlo con una almohada debajo de sus rodillas para mantener el cuerpo alineado con la espalda y así las vértebras estarán rectas. Y para evitar que se genere compresión de los nervios de los brazos, lo ideal es colocarlos rectos a los lados del cuerpo  o encima del mismo. 

La peor posición para dormir, si hay molestias en la espalda asociadas a hernia discal, es boca abajo.

Esto ocurre porque de esa manera se disminuye la curvatura natural de la espalda y se incrementa la presión en esa zona, aumentando el dolor.

¿Qué medicamento es bueno para el dolor de hernia discal?

El tratamiento siempre debe ser indicado por el especialista, quien lo ajustará en dosis adecuadas y lo adaptará a las características de cada paciente, tomando en consideración que hay algunos que son alérgicos a componentes muy comunes o que hay personas que les va mejor con un medicamento que con otro.

Pero en términos generales, existen fármacos básicos que son buenos para el dolor de hernia discal:

Analgésicos:

Hay varios que son de venta libre como el acetaminofén el ibuprofeno y el naproxeno sódico, y que funcionan muy bien para dolores que son leves o moderados. 

Cortisona:

Por lo general se indica en inyecciones alrededor de los nervios raquídeos, en aquellos casos en los que el dolor no mejora con tratamientos tradicionales de analgésicos orales. 

Relajantes musculares:

Son el complemento ideal para tratar el dolor de hernia discal que también provoca espasmos musculares. 

También es probable que el especialista indique fisioterapias que mejoran considerablemente el dolor y que enseñan posturas y ejercicios para realizarlos en casa constantemente, junto a la aplicación de  frío en la zona de dolor para calmarlo y desinflamar, mientras que el calor alivio.

Además, es importante no estar mucho tiempo acostado porque, el reposo, lejos de mejoras, provoca debilidad muscular y rigidez articular que profundiza las molestias en la espalda.

Mientras que la cirugía siempre es la última opción y solo se indica en casos de dolor extremo que no mejora con ningún medicamento y que afecta considerablemente de forma negativa la calidad de vida del paciente.

tienda de colchones en valencia

El bienestar y la calidad de vida es importante para quienes padezcan de hernia discal, y para lograrlo es vital contar con un buen sistema de descanso que se adapte a la condición de salud de la persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *